14 de marzo de 2015

Hoy todo es por ti


Amor

Si un día 
el ángel del amor
llamase a 
mi puerta,
bajaría las persianas
y me haría un ovillo
en el centro del salón,
desnuda,
esperándolo
en lo más oscuro, 
en lo más helado,
para que él
me encontrase
allí,
redonda,
entumecida,
indefensa,
para que él
me incubase 
en el nido
de su amor.

Begoña Paz





Fotografía de Sarah Moon