15 de junio de 2015

Lo que pudo haber sido y ha sido, está siempre presente


Las fotografías en blanco y negro  de Sarah Moon, es como cerrar los ojos de verdad y dar una distancia a la realidad, es otra manera de acercar la ficción y la literatura.
Estas fotos representan a las personas como seres especiales, el desnudo de un pecho de una modelo no está sexualizado, una paloma atrapada al vuelo no es sólo una fotografía de la naturaleza, la mesa y las sillas siguen emitiendo el calor de los que han abandonado la escena hace tiempo.
















































Su paso al color, muestra enigmáticas y etéreas imágenes, en las que envuelve a la modelo en una atmósfera construida para ellas, con un decorado suspendido en el tiempo, como si fueran personajes en busca de su autor. 











































































Fotografías de Sarah Moon



"Me gustaría hacer una foto donde no pasara nada. Mi sueño sería lograr la pureza. Cuando trabajo en un conjunto, con una gran cantidad de accesorios, termino tirando la mayoría de ellos, me gusta deshacerme de todo maquillaje. Me paso el tiempo eliminando cosas con la esperanza de que habrá algo que quede que me va a sorprender, que me haga olvidar que estoy en un estudio, con una modelo reservada, con un conjunto de horas dedicadas, con luces que se ha tomado un día entero a configurar. Para que en última instancia, lo que me hace pulsar el obturador, sea como si de repente dijera: !Si, esto es!, algo que yo nunca había visto hasta ese momento. Es como un regalo".


Sarah Moon.