12 de junio de 2015

Marjolein Bastin



En su estudio, con ventanas que dan a todos los lados, Marjolein Bastin se siente unida a la naturaleza. Detrás de su amplia mesa de trabajo goza de todo lo que sucede en el exterior.

"Mi jardin en el Veluwe en los Paises Bajos es un buen lugar para desaparecer por un tiempo, detrás del pequeño huerto, admiro las flores, el olor de la hierba y mi colección de pájaros".