6 de marzo de 2016

Revelación


Se sabe siempre, siempre lo hemos sabido, nada que no queramos ocultar es ocultado; pero llega el día en que de repente, lo ves.

Maryflor



Lo supe de repente:
hay otro.
Y desde entonces duermo solo a medias
y ya casi no como.

No es posible vivir
con ese rostro
que es el mío verdadero
y que aún no conozco.


Rosario Castellanos







Fotografía de Oleg Duryagin