19 de marzo de 2016

Nada


Siempre pensaste en hacer la rebeldía, en que llegaría un día en el que pondrías punto final a tanta mierda. Pero ya ves, ese día nunca llegó y pasó por encima. Sólo te enseñó a contemplar el juego y las cartas, así que lo único que comprobaste que tu cortedad no era otra más de tus defectos, era tu razón de ser.
Proyectabas seguir adelante, que el paso siguiente daría lugar a la senda que te llevara a tu destino, al que no querías resistir.  
Y ahora mírate, mírate al espejo si es que puedes, y mira a los ojos de los demás también, en la misma situación que tú y realizando lo que tú ya decidiste hacer un día:
Nada. 


Maryflor 






Fotografía de Silena Lambertini