20 de enero de 2016

Xteriors


Se detuvo para contemplar el origen de sus pasos, venía de la oscura ofensa y se dirigía hacia la serenidad. Era todo lo que necesitaba, la calma. Y la calma salió a su encuentro, aunque sabía que tras ella siempre se escondería una nueva tempestad.

¿Estaba en el camino correcto? 


Maryflor 






































Desiree Dolron, nació en Holanda, en 1963, pero vive y trabaja en Amsterdam. Su trabajo posee dos vertientes claramente definidas: la vida y la muerte.
Estas fotografías pertenecen a su serie Xteriors, realizada desde 2001 al 2006, 
En esta colección de retratos nos encontramos con un absoluto dominio de la luz y el ambiente. Todas sus escenas reflejan una luz fría y cuidadosamente seleccionada para dar un aspecto tenebroso y que provoca cierta distancia al espectador que las mira.
Son imágenes en calma, serenas, tranquilas y espectacularmente logradas. Una combinación de luz que, después de una edición digital posterior, logran que el espectador se pregunte si lo que está viendo son realmente fotografías o resultan ser pinturas de otra época.
En ella logra un estilo cercano pero distanciado de los grandes maestros flamencos.